Plataformas musicales digitales: centralizan y controlan.

Nos encontramos inmersos en nuevo mundo digital sin precedente, claramente repleto de posibilidades de forma general y también particular, donde poder mostrar, compartir, ofrecer y vender lo que sea....  Evidentemente todo ello con sus cosas a favor y sus contras qué puedan tener, deducir u esconderse en ésta vasto imperio llamado la Red.                                En éste artículo trato de  aportar, introducir una humilde reflexión sobre las plataformas hegemónicas relacionadas con el negocio de la música, en distribución / venta de obras y canciones, conocidas por todos.

Ya seas oyente / usuario  o cómo autor / creador o cantante de moda,  parecen funcionar de formas bastante parecidas,  con sus propios matices, en porcentajes asignados bastantes similares.... y de manera abierta para acoger / recibir a una multitud en general....,  posibilitando abrir una cuenta o en varias plataformas, subir tus archivos / listas _  de temas o canciones ajenas o propias_  a la inmensidad digital.  _ Todo ello relativamente sencillo, fácil y accesible, a priori  gratuito.... o, en un principio a un bajo coste, según términos obligados, permanencia  o modalidades.  

Para cualquier  "creador / compositor / artista  normal ", es decir, si no eres  famoso  o un artista con un contrato disco¡gráfico, éste "reclamo promocional de estará ahí _ en esas plataformas_ suena muy convincente, su posibilidad y accesibilidad. Me refiero al hecho de inscribirte, resulta llamativo, cautivador...., estar ahí presente,  donde hay de todo...  y están todos.  

Desde luego nada es gratis, ni sale gratis,  y cuidado con las "trampas en los términos,  en los titulares"_  Nada es fácil, ni nadie regala nada.

A mi entender, en las plataformas digitales no todo es tan sencillo cómo parece, además cuesta mucho  el avanzar....  qué tus temas / canciones  sean visualizadas así cómo así.                                                                   Lo cierto es que " ésta especie de tiranía instaurada " cada vez te obligan más.... y necesitas tener o llegar a decenas o centenas de miles de plays_ de reproducciones_  para poder empezar a ver algún tipo de retribución económica.... por llamarlo algo.  El dato es escalofriante... te deja helado ... mas bien fuera de combate... El precio por reproducción impuesta dividido entre la cantidad exigida es de echarse llorar.        Es algo evidente.... se  aprovechan de todo... y de todos. 

                                                                                                                                                                                               Claramente, en mi opinión,  si NO PERTENECES O TEINES detrás de ti una gran compañía o cuentas con una buena agencia de management o dispones de un gran despliegue de marketing bien dirigido, necesitarás más de una década al menos,  si es que eres capaz de aguantar,  para poder medio alcanzar tales exigencias, términos establecidos  y obligaciones..., o tendrás qué empezar a sacar la chequera de tú propio bolsillo...  o más bien... se convertirá en misión imposible. .         

                                                                                                                                                                                      Aparte, y con respeto a lo qué cada cuál pueda decidir, hacer o juzgar,  lo que está claro es que esas plataformas cada vez son más poderosas a costa de todos. Encima, sus principales accionistas_ de éstas plataformas mayoritarias_  son las propias distribuidoras multinacionales, qué a su vez controlan y manejan eso llamado "el mercado / la industria musical" colocando en los primeros puestos sus tendencias, sus artistas y sus productos. 

                                                                                                                                                                                              Otra cosa a tener en cuenta, al menos así lo veo, es qué te encuentras en una especie de  limbo,  rodeado por una amalgama inmensa  de medio "artistas / productores /  cantantes" entre miles de copiadores, parásitos y otros tantos "famosetes de moda rápida", todos revueltos y en diversos géneros / estilos.                                        Lo qué empezó cómo un logro y un avance, en un posible general_ con las distintas plataformas_ de repente se han convertido en una enorme losa aislante, que te sepulta. Creo  es muy fácil quedar anulado ante tal ingente de "personajes y estilos amontonados " seguramente  engullido por ésta acelerada  masificación.                                                                                                                                                       

 

Indiscutiblemente cada cual es libre de elegir, de entrar en ellas  o no estar, o al menos en reflexionar sobre tales circunstancias _ sus pros y sus contras_ . 

Lo qué está claro es qué  las "plataformas masivas" viven de la gran mayoría, funcionan y ganan sus magníficos beneficios a coste de todos, de los miles o millones de usuarios y de los ilusionados  creadores, qué suben sus contenidos, energías y el tiempo gastado en ellas. A parte, sin olvidar de todos los datos personales y otras singularidades que se han de aportar a las mismas.                                                                                                      Tal centralización conlleva irremediablemente a obtener el pleno control de ese sistema.                                                                                                                                                                        Observando ese antiguo dicho de “divide y vencerás” ahora, en éste mundo global parece ser todo lo contrario, estando regido por  “centraliza y controlarás”. Encima, los gobiernos sin legislar sobre éstos asuntos, ni en poner coto, ni en precisar un tipo mínimo fijado de las retribuciones que se han de pagar para los todos creadores / artistas,  dejando "libertad" de movimientos a éste monopolio llamado "la industria musical" que campa a sus anchas. _ Plataformas y distribuidoras multinacionales_ 

 

En mi caso,  hace ya una década, decidí  "centralizar mi obra y mi música" únicamente en mi sitio web...             al cuál os invito... si queréis, cómo un espacio al menos exclusivo dónde concentrar todos mis contenidos y en el que podéis comprar mis obras directamente, sin necesidad de intermediarios abusivos..                       Se qué es un camino duro y difícil el ser independiente....pero hay que intentarlo.                          

Así amigos... esto es lo que hay...,  una auténtica oligarquía  del negocio, el control  y el dominio.                                   " Te tenemos cogido por la RED". 

 

Antonio J. Martín.  Composer. Sound designer. 

  


Write a comment

Comments: 0