La Escucha_ Estímulo auditivo y creativo musical.

 La Escucha. 

En mi opinión, es un factor extraordinario y de gran importancia para el propio estímulo auditivo, y a su vez, para el creativo en la composición musical.

Pero, ¿qué es eso de la escucha?, ¿qué significado tiene en términos creativos y musicales?.

Desde mi concepto, la escucha, es el detenerse a, es poner la máxima atención e intención auditiva a una sensación sonora en concreto. 

Es querer profundizar, sacarle partido sonoro a eso que nos llama la atención, que nos suscita o que incluso, en un principio, nos puede pasar desapercibido. 

En definitiva, es encontrar un sentido emocionante en aquello que estamos percibiendo, escuchando.  

La escucha es una fuente fundamental para la inspiración musical.

Bajo mi punto de oído, creo que no es lo mismo oír…, que escuchar…,  y sobre todo, cómo he comentado, detenerse a ello. 

Ahí, es donde se encuentra esa sutil diferencia, que en muchas ocasiones, marca un resultado. 

Es muy probable que nos hayamos acostumbrado a oír simplemente, sin mas, ya qué, nuestro sistema auditivo_ los oídos_ vienen integrados en nuestro cuerpo _ nos viene de serie_. Seguramente, no seamos tan conscientes o no se repare en su potencial, de su importancia y en sus altas prestaciones qué éstos nos aportan.

Nuestros oídos son uno de los órganos más sofisticados en nuestro cuerpo, es un sistema de alta precisión; son el centro específico de toda recepción sonora.

Existen una gran variedad de sonidos, ruidos, de todo tipo, y otras muchas sonoridades que nos rodean, en distintos lugares, espacios o entornos, y supongo, que nos hemos acostumbrado a oírlos, cómo tal, o nos pasan desapercibidos, sin prestar atención, esa intención, esa escucha, que mencionaba anteriormente. 

Es muy probable, que debido a ésta inercia, el oído en las personas en general , y también, el oído profesional, o incluso el artístico, se va haciendo vago, cada vez más cómodo, sobre todo, a un nivel de cierto entendimiento con esos sonidos, ruidos y otras frecuencias variopintas.

Éstos, simplemente se desechan, se omiten, apenas sin esfuerzo; y se sólo identifica o reconoce lo sencillo, lo habitual, lo programado por nuestro cerebro, o sencillamente, los que más nos  gusten, detecte apropiado o estemos ya acostumbrados. 

_ Esta cierta “miopía sonora”, puede sucederle a muchos oyentes en general, y quizás, también a muchos profesionales del medio, músicos, compositores y productores musicales_.

 

La escucha, por el contrario al oír, nos hará centrarnos mucho más en en la propia audición, en lo que está sonando o reprroduciéndose, y más aún, componiendo.  Ésta, nos hará percibir mayores sensaciones, nos mejorará la atención a la percepción acústica.  

Además, en esa intención, la escucha nos clarificará en mayor medida diversos rangos en los sonidos y de su musicalidad, apreciándose mucho más la variedad sonora, armonizaciones, desarrollos y sus combinaciones.

 Al ser consciente y entender la importancia de la escucha y de querer escuchar, es más qué probable que nos aumente y nos pueda estimular más a la captación sonora, a fijarnos en algo y afinar mucho más esa intención.

_Cómo cualquier otra habilidad, requiere de cierto entrenamiento, interés y sensibilidad para 

mejorar en su  desarrollo_.

 

La escucha, el detenerse a, nos puede dar pié a un primer boceto, una idea o un posible inicio, después a la captación sonora  por medio de la grabación, e incluso, pueda ser capaz de encender “esa chispa” que ponga todo en funcionamiento para la composición de una nueva obra. 

 

STRATTO.

Antonio J. Martín.  Composer. Sound Artsist


Write a comment

Comments: 0